Trastorno Bipolar

Una persona con trastorno bipolar experimenta altibajos extremos en el estado de ánimo, desde las fases de hiperactividad, comportamiento excitado “manía o episodios maníacos” a profundas depresiones. Entre estos extremos altos y bajos también puede haber períodos estables. Algunas personas también pueden escuchar o ver cosas que no ven  los que las rodean, e incluso tener delirios.

Episodios maníacos – Durante un episodio maníaco algunos de los siguientes síntomas pueden ser experimentados: sentimientos excesivamente altos, inquietud, irritabilidad extrema, habla acelerada,  procesos de acción precipitada, falta de concentración, golpes de la energía, reducción de la necesidad de dormir,  sentido de auto importancia,  mala toma de decisiones, gasto desproporcionado e inadecuado, aumento del deseo sexual, actividades peligrosas, uso indebido de drogas y / o alcohol y el comportamiento agresivo.

Bipolar-Disorder

Una persona puede no ser consciente de los cambios en su comportamiento y actitud durante un episodio maníaco. Sin embargo, después del episodio maníaco es muy posible que se sientan agitados al darse cuenta de lo que han hecho o cómo se han comportado. Durante el episodio maníaco pueden sentirse tan potentes y llenos de energía que asumen responsabilidades y obligaciones que no pueden completar (comprometiéndose a trabajo extra), y una vez que el episodio ha terminado les resulta difícil hacer frente a todos los compromisos que han asumido.

Durante un episodio maníaco, pueden no entender las preocupaciones de un miembro de la familia o amigos, ya que consideran que son completamente normales, sin embargo una vez que el episodio ha terminado bien pueden comprender estas inquietudes.

La hipomanía – También hay una forma más leve de manía llamada hipomanía, esto es menos grave y dura períodos más cortos.

En general, cuando este tipo de episodios ocurre se puede llegar a ser muy productivo y ver estas experiencias como algo constructivo y valioso. Sin embargo, si esta hipomanía empeora debe aplicarse tratamiento para evitar que se  convierta en manía más grave a la que puede seguir por un episodio de depresión.

Episodios depresivos – Durante un episodio depresivo, una persona puede experimentar algunos de los siguientes síntomas: Sensación de vacío emocional, una sentimiento de desesperanza, reconcomios de culpa, sentimientos de baja autoestima y falta de valor, cansancio crónico, dificultad para dormir o dormir demasiado , cambios en el apetito que conduce a la pérdida o ganancia de peso, pérdida de interés en la vida cotidiana, la falta de concentración, falta de memoria y los sentimientos suicidas.

Sentimientos depresivos pueden ser difíciles de tratar y si los sentimientos son muy bajas pueden provocar pensamientos de autolesión o suicidio.

Tipos de trastorno bipolar incluyen:

Mania con síntomas psicóticos – síntomas mencionados anteriormente en episodios maníacos. Sentido de auto-importancia que puede convertirse en delirios. Las sospechas se convierten en delirios y creencia de que otros están tratando de hacerte daño.

La depresión con síntomas psicóticos –  síntomas mencionados anteriormente en episodios depresivos. Al escuchar y ver cosas que otros no ven o escuchan (alucinaciones) o creencias que los demás no comparten (delirios). Esto puede ser molesto,  como escuchar  voces que acusan a una persona que él o ella es ofensivo y malo, o estar convencido de que una tragedia terrible está a punto de suceder y que son responsables de que ella.

Bipolar I – Se caracteriza por episodios de manía (síntomas anteriores) con algunas personas que sufren periodos de depresión también.

Bipolar II – Se caracteriza por episodios depresivos severos (síntomas anteriores) intercambiando con episodios de hipomanía (síntomas anteriores).

Trastorno ciclotímico – fases cortas de depresión suaves y fases  de hipomanía.

Ciclos rápidos – cuatro o más episodios por año. Estos pueden ser cualquiera de los episodios anteriores, maníacos, hipomaníacos, y depresivos o mixtos.

Estados mixtos – períodos de depresión y euforia al mismo tiempo.

Los síntomas pueden ser controlados por  medicación y a casi todos los que tienen un diagnóstico de trastorno bipolar se les ofrecerán medicamentos para ayudar a controlar los síntomas.

 

Cortijo Care está aquí para ayudar

Los tratamientos en  Cortijo Care se han creado para ayudar a cualquier persona que pueda estar sufriendo de trastorno bipolar u otros problemas de salud mental.

Nuestro programa de Rehabilitación trata los problemas psicológicos que rodean el problema de salud mental, lo que permite a los clientes  aprender a lidiar con la vida y a manejar las emociones y ansiedades en un lugar seguro.

Por favor, llámenos al teléfono (+34) 952 780 181 para una charla sin compromiso sobre cómo podemos ayudarlo a Vd. o al miembro de su familia o amigo. Alternativamente puede completar el formulario de contacto de la web y nos pondremos en contacto con usted tan pronto como sea posible.

[bwp-recaptcha bwp-recaptcha-571]