Adicciones: Drogas

Mientras que el consumo de drogas a menudo comienza como un pasatiempo recreativo y un individuo hace una elección consciente para usar drogas, las propiedades adictivas de las drogas hacen que estas se conviertan rápidamente en un deseo y necesidad constante hasta llegar a un punto en el que se considera que no se puede pasar un buen rato sin usarlas.

Después de un uso continuo, el cuerpo se vuelve menos y menos estimulado por el fármaco; el individuo entonces comenzará a utilizar dosis más altas para obtener el mismo efecto. La compulsión a utilizarlas se vuelve incontrolable y puede entonces comenzar a interferir con la vida diaria de la persona, lo que afecta al trabajo, a la vida en el hogar, a las relaciones y a la salud.

Drug Addictions

La mayoría de la gente no entiende cómo o por qué una persona se vuelve adicta a las drogas. Se ve equivocadamente a los consumidores de drogas como moralmente débiles o no se puede entender por qué no pueden simplemente dejar de tomarlas si se está convirtiendo en un problema. La verdad es que la drogadicción es una enfermedad compleja, donde en algún momento durante el uso de la droga, se producen cambios en el cerebro que hace que el toxicómano se vuelva dependiente de esa sustancia.

A pesar de las consecuencias perjudiciales para el consumidor de drogas, una vez que se produce el cambio en el cerebro, se encuentra con que no puede detener o resistirse a usar la sustancia, incluso si no quiere hacerlo.

Las Drogas funcionan estimulando diversas partes del cuerpo, incluyendo el cerebro y producen efectos a corto plazo, como, aumento del ritmo cardíaco, aumento de la presión arterial, mareos, cambios de humor, temblores y paranoia. En dosis altas, el riesgo es mucho mayor, pudiendo producirse ataques al corazón, derrames cerebrales, insuficiencia respiratoria y coma.

A largo plazo, el abuso de drogas puede conducir a problemas de salud mental y los efectos físicos como paranoia, psicosis, deficiencias inmunológicas y daños en los órganos.

Si el cuerpo recibe un nivel de sustancia tal que no pueden tolerar, se producirá sobredosis. Una sobredosis puede ocurrir tanto por el uso de la droga en una ocasión aislada como con alguien que las utiliza continuamente. Los síntomas comunes de una sobredosis de drogas son, pérdida la conciencia, fiebre o sudoración, problemas de respiración, pulso anormal y cambio en el color de la piel.

Prácticamente todas las sustancias que producen euforia son susceptibles al abuso. La mayoría de las personas son conscientes de sustancias legales, como el alcohol o de sustancias ilegales como la marihuana y la cocaína, pero también hay muchas sustancias menos conocidas como inhalantes de limpiadores para el hogar.

 

A continuación se listan los tipos de drogas que son más comúnmente usados y / o dan lugar a la dependencia:

  • Alcohol – ver ALCOHOL
  • Anfetaminas – Este grupo de medicamentos viene en muchas formas, desde los medicamentos recetados como Ritalin y Adderall a las drogas ilegales, como alcohol de quemar. Sobredosis de cualquiera de estas sustancias puede resultar en convulsiones y hasta la muerte.
  • Los esteroides anabólicos – Este es un grupo de sustancias generalmente utilizadas por algunos culturistas o atletas, y pueden conducir a efectos psicológicos adversos como la agresión, paranoia, infertilidad e insuficiencia orgánica.
  • El cannabis o la marihuana, que se suelen mezclar con otras sustancias para que los traficantes de drogas puedan hacer más dinero vendiendo la sustancia diluida. El usuario de esta droga se expone por tanto a otras sustancias nocivas(por ejemplo, el polvo de bebé, líquido para embalsamar, PCP, opiáceos y cocaína). Los efectos negativos pueden producir paranoia, falta de motivación e infertilidad.
  • La cocaína – La cocaína estimula el sistema nervioso y se puede inhalar en forma de polvo, fumar en forma de crack o inyectar cuando se hace en forma líquida. El consumo de cocaína puede causar ataques al corazón, derrames cerebrales, problemas respiratorios y de pulmón, úlceras o incluso perforación del estómago, insuficiencia renal y depresión.
  • El éxtasis o MDMA – crea una sensación de euforia y de amor o de deseo. Puede causar tensión muscular, especialmente tensión en la mandíbula, náuseas, visión borrosa, escalofríos o sudoración. En sobredosis puede aumentar la temperatura del cuerpo hasta el punto de ser fatal.
  • GHB – también conocido como XTC Liquido, G, Azul Nitro tiene el efecto que van desde la relajación suave al coma o la muerte. GHB se conoce también como la droga de la violación.
  • Alucinógenos – Algunos ejemplos incluyen el LSD, la mezcalina y los llamados alucinógenos naturales como ciertos hongos. Sus peligros incluyen su capacidad para alterar las percepciones de la realidad, por ejemplo, la percepción de peligro cuando no hay ninguno, o los comportamientos peligrosos, como saltar de las ventanas por creer que se puede volar.
  • Los inhalantes – contenidos en productos de limpieza del hogar, como el amoníaco, cloro y otras sustancias que emiten humos. Los efectos de la utilización de un inhalante sólo una vez o en el transcurso del tiempo pueden resultar en daño cerebral incluso hasta el punto de la muerte.
  • La ketamina – también conocido como K o Special K es un anestésico que se puede tomar por vía oral o inyectado. Puede afectar a la memoria y las dosis más altas pueden causar problemas de amnesia, paranoia, alucinaciones, depresión y dificultades respiratorias.
  • Los opiáceos – Este grupo de medicamentos incluyen drogas como la heroína, codeína, Vicodin, OxyContin, Percocet y Percodan. El uso de estos fármacos acelera seriamente el funcionamiento del sistema nervioso. Dosis mortales se producen como resultado de que el consumidor tenga que aumentar la cantidad que utilizan para lograr el mismo nivel de intoxicación, causando paro respiratorio.
  • PCP o fenciclidina – es un potente anestésico utilizado en medicina veterinaria. Esta droga puede causar agresividad, paranoia intensa y arranques de la fuerza física inusual, lo que puede convertir al consumidor en una persona peligrosa para los que le rodean.
  • Sedantes, hipnóticos o ansiolíticos – todas estas sustancias inhiben o debilitan el sistema nervioso. Si la persona que toma estos medicamentos ingiere una sobredosis o los mezcla con otras drogas como el alcohol, puede causar la muerte por paro respiratorio.

El abuso de sustancias clasificadas como drogas puede conllevar problemas psicológicos futuros incluyendo depresión, ansiedad, trastorno bipolar, esquizofrenia y otros trastornos de la personalidad.

Preguntas que se puede preguntar a uno mismo para saber si se tiene una Addicción a las drogas o un problema de drogas?

  • ¿Le preocupa saber de dónde provendrá su próximo dosis de droga?
  • ¿Planifica sus días, sus eventos familiares, sociales o laborales alrededor de su forma de consumir droga?

  • ¿Alguna vez piensa que no será capaz de pasar un buen rato o encajar con los demás si no ha consumido?
  • ¿Ha tenido problemas con la familia, amigos, trabajo, o legalmente en el último año?
  • ¿Ha tenido problemas de salud relacionados con su consumo de drogas en el último año?
  • ¿Ha utilizado drogas que no sean las requeridas por razones médicas?
  • ¿Ha abusado de los medicamentos con receta o alguna vez ha mentido a un médico para obtener medicamentos con receta?
  • ¿Utiliza Vd. Más de una droga a la vez (incluido el alcohol)?
  • ¿Usa drogas más de una vez a la semana?
  • ¿Ha intentado dejar de usar drogas y no ha sido capaz de hacerlo?
  • ¿Ha sufrido desmayos o escenas retrospectivas como consecuencia del consumo de drogas?
  • ¿Alguna vez se siente mal o culpable por su uso de las drogas?
  • ¿Ha tenido problemas en el trabajo o ha perdido su trabajo debido a su consumo de drogas?
  • ¿Se ha metido en peleas, cuando estaba bajo la influencia de las drogas?
  • ¿Ha participado en actividades ilegales con el fin de obtener las drogas?
  • ¿Alguna vez ha sido arrestado por posesión de drogas ilegales?
  • ¿Alguna vez ha experimentado Síntomas de abstinencia cuando dejó de tomar drogas?
  • ¿Evita a la gente o lugares donde no se aprueba su consumo de drogas?
  • ¿Se dice a sí mismo que puede dejar de consumir cuando quiera, a pesar de que a veces consume cuando no quiere?

Si ha respondido SÍ a cuatro o más de estas preguntas, es posible que sufra Vd. una dependencia a las drogas.

 

Cortijo Care está aquí para ayudar.

cannabis
Nuestros tratamientos en Cortijo Care se han creado para ayudar a cualquier persona que sufra de una dependencia a las drogas.

Nuestro programa “Acute 24 horas” se ha creado para ayudar a aquellos que sufren de síndromes de abstinencia, ofreciendo un programa de desintoxicación médicamente controlado; A continuación nuestro programa de rehabilitación trata los problemas psicológicos que rodean la adicción, lo que permite a los pacientes aprender a lidiar con la vida sin la necesidad de utilizar drogas, llegando a la raíz de las causas y los motivos que provocaron la dependencia a las drogas y aprendiendo a manejar las emociones y ansiedades en un lugar seguro.

Por favor llámenos al (34) 952 780 181 para una charla informal sobre cómo podemos ayudarle a usted o a su familiar, amigo o ser querido, o rellene el formulario de contacto y nos pondremos en contacto con usted tan pronto como sea posible.

 

[bwp-recaptcha bwp-recaptcha-471]